Oraciones al Justo Juez para el trabajo.

Quedarse sin empleo es una situación realmente complicada para cualquiera, pues es una ayuda necesaria para los gastos del hogar como lo son las tarifas de los servicios, alimentación, educación, etc. Por ello cuando nos quedamos sin empleo la gran mayoría de veces nos invade un sentimiento de desesperación que muchas veces nos limita a poder conseguir un empleo, por eso la recomendación de muchos expertos en este tema es que cuando esto suceda tomar un poco de calma, así podremos tener nuestras ideas mas claras para poder buscar nuevamente oportunidades laborales.

Si ya has intentado de todo y aun no lo has podido conseguir, te recomiendo rezarle al justo juez con una simple oración así podrás tener un poquito de ayuda extra para lograr conseguir un empleo. Ademas de que al Justo Juez se le conoce por cumplir varias peticiones, basta con hacerle una oración con toda la sinceridad; por ende se recomienda hacerla en un lugar tranquilo en el que no te interrumpan, pues necesitas de concentración y atención para pedir tu petición. Aquí te dejo la oración del justo juez para el trabajo.

Oración al Justo Juez para el trabajo

Justo Juez de todas las cosas, materiales e inmateriales. Tú que mandaste a tu hijo a la tierra para salvarnos ten misericordia de mí y atiende mi petición.

Justo Juez, creador de lo visible e invisible, y que tu hijo hecho carne fue crucificado para la salvación nuestra.

Vencedor de la muerte y del infierno por tu voluntad divina. Tú que estás omnipresente y puedes con todos los males te suplico que atiendas mi petición.

Tú fuerza, qué hace huir a los demonios, curar enfermedades y salvar a los pecadores puedes ayudarme en:

(Ahora realizaremos la petición de ayuda que deseamos nos conceda)

En el nombre de tu Hijo Jesucristo Nuestro Señor te suplico que escuches mi petición y aunque no siendo merecedor ya que soy un pecador más te ruego encarecidamente que tu bendición y tu manto de protección recaiga sobre mi persona y la de los que me rodean.



Tú qué eres capaz de acabar con el mal y de ser el refugio de todo aquel que te necesita, acude este fiel servidor al Justo Juez Divino y protector.

Que los males del demonio se alejen de mí en tu nombre y que tu fuerza sanadora me proteja, tanto a mí como a mis seres queridos.

Que la justicia divina recaiga sobre todo aquellos que realizan el mal en el mundo.

Todo ello lo pido el nombre de Jesucristo, tu hijo y Nuestro Señor para el bien mío, y para que yo pueda llevar encima tu protección y servir también de ayuda a los demás.

Amén.

Fuente principal

Leave a Reply