Edad y fertilidad de la mujer

fertilidad en la mujerMás y más mujeres están retrasando el momento de empezar a tener hijos y crear una familia. Las cifras indican que desde la década de 1980, la tasa de mujeres que dieron a luz a los 25 años o más está aumentando, mientras que la tasa de mujeres de 25 años o menos con hijos está bajando. El promedio de edad de la madre en el nacimiento de su primer hijo ha pasado de los 26,8 años en 1980 a los 29,4 años en el 2016.

Hay muchos factores que hacen que sea más complicado tener hijos para las parejas jóvenes que inician una familia. Por ejemplo: la educación superior es más largo, el deseo de estudiar una carrera y las presiones financieras de no dejar el trabajo, incluso el momento de la baja por maternidad. Por último, muchas personas no encuentran la pareja adecuada hasta más tarde, o simplemente no se sienten listos para tener hijos porque todavía son jóvenes.

Pero esperar demasiado, hace que las mujeres corran el riesgo de no conseguir quedar embarazadas, por razones fisiológicas, la fertilidad femenina (es decir, la capacidad biológica de concebir) disminuye claramente con la edad. La de los hombres también, pero el efecto es menos marcado y algo posterior. Nos concentraremos en este artículo en la fertilidad femenina.

Hay varios factores que están involucrados. En primer lugar, todo el mundo sabe que hay un límite absoluto para que las mujeres se queden embarazadas antes de iniciar la menopausia, a excepción de que lo intenten a través de métodos artificiales. La menopausia suele venir a los 50 años, y no hay signos de una reciente evolución de esta edad. Pero en realidad, no se trata de un límite “final”: la época fértil de la mujer disminuye varios años antes de que llegue la menopausia.



fertilidad en la mujerLa edad en que se produce la infertilidad varía, por supuesto, de una mujer a otra. Además, antes de ser alcanzada, la esterilidad total es precedida por un período de disminución de las “capacidades fértiles.”

Muchas parejas usan métodos médicos que ayudan a que puedan tener hijos, pero debemos saber que la tasa de éxito de la fecundación in vitro (FIV), por ejemplo, se reduce bastante después de 35 años de edad y se vuelve casi insignificante después de los 45 años de edad. Esto es debido a que los métodos médicos ayudan especialmente a mejorar cada vez más la ovulación de la fecundación, pero no a cancelar todos los factores fisiológicos subyacentes. Sabemos, por ejemplo, que cada mujer tiene un número limitado de ovocitos desde el nacimiento: durante toda la vida, los ovocitos envejecen y su número se reduce. Esta es probablemente la razón por la que la fertilización se hace más difícil con la edad.

Sólo existen dos técnicas pueden proteger de este problema: el uso de la FIV con óvulos donados de una mujer; el uso de una “madre de alquiler” más joven.

Leave a Reply